Filadelfia, RCC. Luego de una reunión virtual presidida por el propio Robert Harrison, la matriz del fútbol paraguayo le estiró la oreja a los clubes que no cumplen con sus jugadores y adelantó que el campeonato no se reanudará antes que termine la cuarentena por el Coronavirus.

El Comité Ejecutivo de la Asociación Paraguaya de Fútbol tuvo esta tarde una reunión virtual para tocar algunos puntos importantes respecto a la vuelta del fútbol nacional, pero la única conclusión a la que llegaron es que: “la reanudación está supeditado a las decisiones del gobierno nacional”.

Desde la matriz pidieron a los clubes “seguir respetando las restricciones sanitarias en cuanto a evitar los entrenamientos colectivos o eventos que provoquen una aglomeración de personas”. La cuarentena en principio se extenderá hasta el 12 de abril.

El comunicado que sacó la Asociación Paraguaya de Fútbol después de la reunión virtual. FOTO: APF

Pero quizás el punto más significativo que tocaron los presidentes de clubes tiene que ver con la crisis que azota en General Díaz, que adeuda salarios a sus jugadores que tienen que hacer malabares para poder llevar el pan de cada día a la casa.

“El Consejo Ejecutivo solicitó la colaboración de los clubes para que estos cumplan con los acuerdos contraídos con sus respectivos jugadores y personal administrativo, más aún teniendo en cuenta el escenario social que se presenta en nuestro país a causa del Coronavirus, ya que la APF se encuentra al día con el pago de los derechos televisivos locales”, reza parte del comunicado de la matriz.

EN LAS MALAS VALE EL TRIPLE

En ese sentido, la organización Fútbolistas Asociados del Paraguay, presidida por Rogelio Delgado, entregó 33 millones de guaraníes a referentes del plantel de General Díaz, para que puedan repartirse entre los muchachos y así poder hacer un poco más llevadera la cuarentena por el Coronavirus. El club les adeuda varios meses de salario.

Rogelio Delgado entregó la ayuda a referentes de General Díaz, Diego Vera, Marcos Gamarra y Diego Doldán.

“Es una situación difícil para los compañeros de General Díaz, más difícil porque tiene agravantes y antecedentes, viene del año pasado. Aparentemente el club ya ha retirado lo que le corresponde por televisión, por lo que no se avizora un mejor panorama para los jugadores”, explicó el exdefensor albirrojo.