Filadelfia, RCC. Éber Aquino, considerado actualmente en nuestro país como el mejor impartiendo justicia dentro del campo de juego, apareció en algunos videos realizando actividades físicas en su casa e incluso se sumó al reto del momento, haciendo picaditas con un rollo de papel higiénico.

Mientras la caprichosa se está preguntando cuándo volverá a rodar en los principales recintos deportivos de nuestro país, los futbolistas se inventan rutinas para no perder el ritmo y estar en condiciones de competir para cuando vuelva el fútbol.

Pero no son los únicos que necesitan mantenerse activos. Los árbitros también tratan de movilizarse en sus hogares para no perder la forma. Es el caso de Éber Aquino, considerado el mejor colegiado paraguayo del momento, que incluso alzó videos.

El árbitro colocó algunos conos y aprovechó el patio de su casa para hacer ejercitarse. Luego del descuereo, con toda la buena onda del mundo, Aquino se sumó al reto del momento, demostrando tener un gran talento con las piernas a la hora de hacer las picaditas con un rollo de papel higiénico.

“En una cinta se puede hacer 5 kilómetros, pero pasa a ser aburrido y no podes hacer todo el tiempo lo mismo. El preparador físico nos pasa la rutina y al final de la jornada le pasamos nuestros relojes, nos cuidamos en la comida, en los carbohidratos. En el poco espacio que tenemos hay que arreglarse”, contó Aquino en la 780AM.

Según Éber, es casi imposible vivir de la profesión, especialmente si no estás en Primera División o pitando partidos internacionales.

“Estando en el plantel profesional, teniendo regularidad tenés un buen ingreso, pero estando en inferiores es complicado por la cantidad de árbitros que hay, solo tenés una designación por fin de semana”, comentó.

“Al iniciarte como árbitro capaz no tengas otro trabajo pero en el camino te das cuenta que es imposible vivir del arbitraje, nosotros no tenemos sueldo fijo, solo tenemos un abono por partidos”, expresó.